Mil Espejos

Mil espejos revelan una verdad

bajo la mirada de un ojo incierto.

¿Son tus pestañas las que crecen en las grietas?

¿O son los pelos de tu lengua que murmuran en chasquidos?

Los sapos y las culebras son ya huesos resecos

en cuya médula vacía yacen enterrados

los recuerdos de tu felicidad.

(fueron a encontrarse con la mía)

.

.

.

Una vez te pensé infinita.

Hoy, aprendo a convivir con la variable irresoluble de tu recuerdo.